ELMER BERNSTEIN



Elmer Bernstein, nació el 4 de abril de 1922 en Nueva York y falleció el 18 de agosto de 2004 en Ojai (California). Compositor estadounidense de bandas sonoras.



Inició sus estudios musicales en la Juilliard School of Music, una de las instituciones más reputadas en el campo del conocimiento musical en Estados Unidos. Uno de sus maestros fue Aaron Copland, compositor de obras como "Rodeo: four dance episodies". Copland fue autor de ballets, piezas sinfónicas y también bandas sonoras, por lo que resulta fácil adivinar su influencia en el joven Bernstein en este sentido. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, se incorporó a la orquesta de Glenn Miller, con la que actuó en diversos espectáculos para la animación de las tropas. Con la llegada de la paz, se licenció y prosiguió su formación musical, que paulatinamente lo fue acercando al mundo del cine. Tras varias experiencias en este sentido, tuvo su gran oportunidad cuando Cecil B. De Mille le ofreció en 1955 componer la banda sonora de Los diez mandamientos. En un principio iba a ser Victor Young quien se encargara de escribir esta partitura, pero Bernstein, pese a su juventud, no se sintió cohibido por la responsabilidad ni por el hecho de ser el sustituto de un maestro como Young. 



Antes al contrario, trabajó con diligencia y soltura, ajustándose a las peticiones del exigente De Mille. El resultado final es de una extraordinaria calidad, con pasajes de intensidad épica inigualable. A partir de ese momento, las ofertas de trabajo fueron constantes. En esta primera etapa como compositor cinematográfico, destaca su música para dos películas, Los siete magníficos (1960) y La gran evasión (1963), dirigidas por John Sturges. En ambas partituras se advierte la herencia musical de Copland, particularmente en la primera. El éxito es absoluto y otros cineastas piden a Bernstein composiciones semejantes. Frente a su obra más vibrante y optimista, se sitúan las músicas intimistas que realiza para filmes como Matar a un ruiseñor (1962). En este caso, logra acompañar magistralmente la acción de una película cuya trama, extraordinariamente sensible y dura, requería ese cuidado especial.

 


Pero el tiempo pasa, y aunque recibe un Oscar por su trabajo para Millie, un chica moderna (1967), cierta monotonía comienza a invadir los trabajos de Bernstein. Uno de los motivos quizá sea su excesiva producción. A finales de los 70 y comienzos de los 80 se especializa en componer música de comedia, trabajo en el que no se advierte excesiva ilusión por parte del músico. Descubre en esta etapa el sonido de un instrumento musical electrónico, las ondas Martenot, que su esposa se encarga de manejar. Bernstein utiliza con mucha frecuencia este instrumento, alcanzando cotas de saturación en la banda sonora de una producción Disney, Taron y el caldero mágico (1985). Tras ese período de apatía, recupera su pulso como compositor en los años 90. Compone una excelente partitura de aires irlandeses para el film El prado (1990) y más adelante recupera todo su prestigio con la delicada banda sonora de La edad de la inocencia. A partir de ese trabajo para el director Martin Scorsese, Elmer Bernstein se sitúa nuevamente en la primera fila de los compositores en Hollywood.

CARTELES resto de las películas mencionadas:







Fuente: mcnbiografias.com

Imagen: last.fm

Carteles películas: filmaffinity.com/amazon.es


GUSTAVO SANTAOLALLA

 


Gustavo Alfredo Santaolalla, conocido artísticamente como Gustavo Santaolalla, nació el 1 de abril de 1952 en en la ciudad de El Palomar, localizada en la zona del Gran Buenos Aires, dentro de la República Argentina. Compositor y músico argentino, famoso por haber sido premiado en dos ocasiones con el Oscar a la mejor banda sonora.



Ya desde pequeño supo que su vocación de toda la vida sería la música, por lo que le pidió a su padre que le consiguiera alguien para tomar clases de guitarra. Al haber cumplido los 16 años, en 1967, se unió a una comunidad de Yoga donde conoció a la líder Dana. Se enamoró perdidamente de ella y decidió formar la banda Arcoiris con la cual le dedicó varias canciones. Lamentablemente ella era 13 años mayor que él por aquel entonces, por lo que su relación tuvo que esperar mucho tiempo para poder madurar un poco. Para el tiempo en que todo fue propicio, Gustavo ya no estaba interesado. Esto se debió en parte a las prohibiciones de Dana respecto de su comunidad. Ella deseaba que no sucumbieran ante ninguna tentación más que las del alma, por lo tanto no había carne, alcohol, drogas y sobre todo sexo.



La banda se disolvió en 1975, al igual que la comunidad, pero Gustavo había logrado en todo este tiempo un particular sonido muy original. Había sabido mezclar los ritmos autóctonos del folklore, con lo que todos llamaban Rock Nacional. En 1976, junto a Alejandro Lerner, formó una banda llamada Soluna. La misma tuvo un único álbum en el cual participaron como invitados artistas como Charly García y Mauricio Veber. Poco tiempo después de esto, los sucesos horribles de la dictadura militar en Argentina lo obligaron a salir del país, puesto que sus ideales y canciones no eran precisamente del agrado de los militares. Decidió radicarse en  Los Ángeles, California, donde comenzó por tocar con una nueva banda a la cual llamó Wet, pero poco a poco fue dejando los escenarios para pasarse al lado de la producción musical.



De esta forma, viajó de nuevo a la Argentina para producir el disco “Pensar en nada” de Leon Gieco. De esta forma, comenzó una carrera realmente prolífera, en la que ha sabido escoger muy bien a qué artistas producir. Entre sus protegidos se encuentran nombres como Molotov, Café Tacuba, Julieta Venegas, y el carismático y simple cantautor colombiano Juanes, además de artistas de Rock Nacional como Árbol. Se podría decir hasta este punto que Santaolalla había conseguido éxito en su vida de músico, pero él decidió que todavía le faltaba mucho por alcanzar, por lo que a fines de los ‘90s comenzó una nueva rama en el ambiente. Su primer trabajo como compositor de bandas sonoras para películas fue en el 2000 con el estreno de Amores perros. Poco tiempo después se unió al reparto de Sean Penn y Benicio del Toro en la película 21 gramos.



En el año 2004 recibió un premio BAFTA por la banda sonora de la película Diarios de motocicleta, la cual trata de la vida del Che Guevara antes de convertirse en el mítico personaje revolucionario que pasó a ser. Luego de este trabajo, consiguió un galardón tan importante que fue llevado a la Casa Rosada de su nación: el Premio Oscar a la mejor banda sonora por el largometraje Brokeback Mountain (En terreno vedado) (2005). Al año siguiente, en el 2006, logró alcanzar una vez más esta hazaña, con la película Babel que lleva como protagonista a Brad Pitt.



Entre otras películas que ha compuesto su banda sonora, también se pueden citar: En tierra de hombres (2005), ¡Qué sea rock! (documental 2006), Café de los maestros (documental 2008), Biutiful (2010), Revolución: El cruce los Andes (2010), Hell on Wheels (serie de TV 2011), On the Road (En la carretera 2012), Agosto (2013), Relatos salvajes (2014), El libro de la vida (animación 2014), Eric Clapton: A Life in 12 Bars (2017), Tout nous sépare (2017), El fin de la guerra (documental 2017), Narcos: México (serie de TV 2018), Cartero (2019), El Cid (serie de TV 2020), The Fight (documental 2020), El despenador (documental 2021), Finch (2021), The Last of Us (serie de TV 2022).

 



CARTELES de las películas mencionadas:























Fuente: cmtv.com.ar

Imagen: facebook.com

Carteles películas: filmaffinity.com/sensacine.com


RACHEL PORTMAN

 


Rachel Portman nació el 11 de diciembre de 1960 en  Haslemere (Reino Unido). Compositora británica de bandas sonoras cinematográficas.



Fue la primera mujer de la historia del cine en recibir un Oscar a la mejor banda sonora para drama (en aquellos años se diferenciaban los premios entre música para drama, por un lado, y música para comedia o musical, por otro; dicen las malas lenguas para que Disney no ganara todos los Oscar), por la película Emma, en 1996. Además, estuvo nominada dos veces más, en 1999 por Las normas de la casa de la sidra y en 2000 por Chocolat, ambos filmes de Lasse Hallström, uno de los realizadores que más ha trabajado con Portman. De temprana educación musical, pronto comenzó a realizar sus primeras composiciones, sobre todo para piano. Sus estudios en la Universidad de Oxford completaron su formación, consolidando su estilo y abriéndole camino al mundo de la composición para el séptimo arte, primero en Gran Bretaña y después en Estados Unidos. 



Su estilo tiene influencia de la escuela clásica, como consecuencia del contexto musical de su formación de juventud, aunque su búsqueda de temas nuevos y renovación constante dotan a su música de gran versatilidad. Ha trabajado mucho para la televisión, donde ha adquirido gran prestigio y reputación, aunque su filmografía es extensa y sólida. Su primera banda sonora es para el filme Privileged, de Michael Hoffman, en el año 1982 y a partir de ahí no ha parado de componer. Algunas otras películas suyas son: Life is sweet (1990), Antonia & Jane (1991), Donde los ángeles no se aventuran (1991), Romance otoñal (1992), Benny and Joon, el amor de los inocentes (1993), El club de la buena estrella (1993), El balneario de Battle Creek (1994), Sirenas (1994), Solo tú (1994), A Wong Foo, gracias por todo Julie Newmar (1995), Smoke (1995), La habitación de Marvin (1996), 




Pinocho, la leyenda (1996), La bella y la bestia 2, una Navidad encantada (1997), Beloved (1998), Aprendiendo a vivir (1999), De profesión, solteros (2000), La leyenda de Bagger Vance (2000), Mi Napoleón (2001), La guerra de Hart (2002), La leyenda de Nicholas Nickleby (2002), La verdad sobre Charlie (2002), La mancha humana (2003), La sonrisa de Mona Lisa (2003), El mensajero del miedo (2004), Oliver Twist (2005), Historia de un crimen (2006), La casa del lago (2006), La duquesa (2008), Nunca me abandones (2010), Bel Ami, historia de un seductor (2011), Siempre el mismo día (2011) y Tentación en Manhattan (2011). Muchos asocian a Portman con películas de época, pero el listado anterior desmiente esa apreciación, ya que ha compuesto para multitud de temáticas. Es indudable que las historias románticas copan gran cantidad de sus bandas sonoras, pero el drama, la comedia y el thriller intenso también destacan entre sus obras.

CARTELES de las películas mencionadas:




































Fuente: muzicalia.com

Imagen: twitter.com

Carteles películas: 

pinterest.com/filmaffinity.com/sensacine.com/elseptimoarte.net/dcine.org/ecartelera.com/todocoleccion.net/amazon.es


ELMER BERNSTEIN

Elmer Bernstein , nació el 4 de abril de 1922 en Nueva York y falleció el 18 de agosto de 2004 en Ojai (California). Compositor estadouniden...

Páginas vistas en total